Marialuisa Borja

Marialuisa Borja 1984
Publicado el 29 de mayo del 2019 en Un día una arquitecta
Mira publicación original aquí

Marialuisa Borja se cuestionaba mucho acerca de la arquitectura desde la época de la universidad, tenía la conciencia de que en un mundo en el que hay tanto por hacer, el dinero no debería ser un limitante para dejar de hacerlo. Se graduó en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador en el 2009 y desde entonces sus ideas sobre la arquitectura no han sido más que preguntas en busca de respuestas. Así llegó a Al Borde.

Hoy Al Borde es, sin duda, la oficina con mayores reconocimientos del Ecuador. Entre los más importantes que ha ganado con ellos están: El premio Schelling Architecure en Karlsruhe, Alemania (2012). El Global Award for Sustainable Architecture en París, Francia (2013). Finalista en Design of the Year con el Proyecto “Ultima Esperanza” en el Design Museum de Londres, Inglaterra (2015). En el 2016 la Selección Oficial para la Bienal de Venecia 2016 y el Premio Panorama Iberoamericano de Obras, X BIAU en Sao Paulo.

Sus proyectos se han convertido en referentes de la arquitectura latinoamericana y su accionar los ha llevado a ser la punta de lanza de una generación de profesionales que reflexionan, desde múltiples disciplinas, sobre los recursos, los habitantes, la construcción y los procesos de aprendizaje. Marialuisa arribó a la oficina cuando ese reconocimiento aún no llegaba. La prueba de ingreso al colectivo sería construir su propia silla para ser parte de la mesa de trabajo de Al Borde. Fue ante ese encargo cuando supo que había encontrado el espacio que buscaba.

A la silla le siguieron proyectos en colectivo donde se cuestionaba todo sobre el proceso de diseño y construcción, nada se daba por obvio, así los resultados, cada vez más arriesgados y cada vez más sólidos en ideas fueron construyendo el arsenal de Al Borde.

Su pensamiento parte de lo colectivo. En la oficina, sabe que el grupo le permite hacer cosas que no podría hacer sola. Que el miedo se desvanece al hablar desde el colectivo y que así se pueden llevar los diferentes temas al extremo. Se divierte al trabajar, ha convertido cada lugar que habita en el mejor lugar del mundo y ha aprendido que no es malo contradecirse a sí misma.

Su trabajo como arquitecta se ha visto alimentado desde otros espacios como el teatro, los viajes, la montaña, la escritura o la música. Ha sido jurado de concursos de arquitectura en el ámbito nacional e internacional. Con la oficina ha sido docente e imparte conferencias por todo el mundo.

Para Marialuisa Borja hay una sola manera de responder los cuestionamientos que merodean su oficio, haciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s